5 consejos para superar el miedo para ir al dentista

La odontofobia es un miedo excesivo o fobia a ir al dentista. Es un miedo muy común entre los niños, pero también afecta a muchos adultos. De hecho, es una de las principales razones por las que la gente no va al dentista.

Para ayudarle a superar este miedo, Clínica dental Urbina le ofrece algunos consejos:

¡Comunícate!

Parece sencillo, pero es algo que a menudo olvidamos. Hable con su dentista sobre sus miedos y explíquele qué los desencadena. Tal vez haya un acontecimiento traumático en su pasado que siga teniendo un efecto negativo en usted. Hablar de esto con tu dentista puede ayudarle a ayudarte mejor. Tu interés es también el suyo: tu buena salud bucodental.

Elija un dentista con el que se sienta cómodo

Sentirse cómodo en el sillón del dentista es esencial para superar la odontofobia. Un profesional que le entienda y le escuche, que esté atento a sus sentimientos y que pueda comunicarse con usted de forma sencilla para explicarle lo que está haciendo. Esto creará un clima de confianza, en el que se sentirá cómodo, lo que facilitará la superación de su fobia.

Crear una «rutina dental

Hacer frente a una visita al dentista es mucho más fácil cuando se tiene una rutina dental establecida. Le recomendamos que planifique dos visitas al año con antelación, en momentos que le vengan bien, como antes de unas vacaciones. También puede programar la siguiente cita en cuanto termine su visita: ¡ya estará hecho!

Cree calma en su interior

Uno de los principales obstáculos para superar la odontofobia es nuestro propio estrés. La falta de sueño, por ejemplo, puede aumentar el nerviosismo. Así que intenta acostarte antes la noche anterior a la cita, o al menos a una hora razonable. Planea llegar unos minutos antes de la hora de tu cita y no dudes en escuchar tu lista de reproducción favorita del momento mientras esperas, dejando que tu mente divague hacia tu lugar favorito (¡o tu próximo destino de vacaciones!).

La tecnología es tu amiga

Los avances tecnológicos de los últimos años han allanado el camino para una increíble mejora y evolución de las técnicas odontológicas. La atención dental ya no es sinónimo de dolor garantizado, ya sea para una limpieza o para cuidados más complejos. No dudes en preguntar a tu dentista sobre las técnicas que utiliza, para quedarte tranquilo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *